Round Robin

En el complejo mundo de la programación y la administración de recursos, el algoritmo Round Robin destaca como una estrategia de asignación de procesos. En este artículo, exploraremos en detalle cómo funciona este algoritmo y las características que lo convierten en una herramienta valiosa en sistemas operativos y planificación de tareas.

1 – ¿Que es Round Robin?

Cuando hablamos de informática y ordenadores, el algoritmo Round Robin es usado para ayudar a crear procesos o trabajos programados para asegurar que cada proceso requerido para hacer un trabajo, tiene bastante tiempo para hacerlo. En los ordenadores, la CPU puede hacer divisiones de tiempo para configurar un tiempo determinado para cada proceso a usar en cada ciclo. Usando Round Robin asigna una porción de tiempo para cada proceso que está en funcionamiento.

Por ejemplo, en un ordenador el usuario empieza tres aplicaciones, que pueden ser la aplicación de correo, el navegador Web y un procesador de texto. Estas aplicaciones son cargadas en el sistema de memoria, y cada uno de ellos puede funcionar de forma transparente  para el usuario.

Round Robin se encarga de compartir los recursos entre las tres aplicaciones y sus procesos (y muchas otras que están funcionando de forma invisible para el usuario).

Esta forma de manejar los procesos funciona bien  porque cada aplicación consigue una cierta cantidad de tiempo por cada proceso cíclico.  Un proceso cíclico es la cantidad de tiempo que le lleva a la CPU gestionar cada proceso el mismo tiempo.

2 – ¿Para qué sirve Round Robin?

El algoritmo Round Robin es un método de programación de procesos que asigna un tiempo de CPU fijo a cada proceso en un ciclo continuo. A medida que avanza el tiempo, cada proceso tiene la oportunidad de ejecutarse durante un intervalo predeterminado, conocido como «quantum» o cuantum de tiempo.

Las aplicaciones en funcionamiento en el ejemplo anterior proveen de un ciclo corto para el procesador, y más tiempo puede ser asignado para cada uno de los procesos. Esto hace que parezcan funcionar mucho mejor para el usuario final. Sin el algoritmo Round Robin la aplicación cargada primero en memoria posiblemente tomaría control del procesador hasta que acabara su trabajo asignado.

Cuando la aplicación se parA, la siguiente aplicación podría empezar sin interrupciones. Esto podría ser dañino en un entorno de Windows, haciendo que la experiencia del usuario no fuera tan buena sin tuviera que trabajar con muchos programas a la vez.

El uso de Round Robin ayuda al ordenador seguir las necesidades del usuario y manejar de forma efectiva los procesos de todas las aplicaciones.

Con este sistema se puede mantener todos los trabajos en progreso mediante el uso de ciclos de tiempo. Esta es la forma en que podemos hacer varias cosas al mismo tiempo en nuestro ordenador.

De otro modo, sería muy tedioso hacer las cosas una a una y tener que esperar un buen rato hasta continuar con la siguiente. Simplemente no sería algo eficaz. La CPU es la que se encarga de chequear durante el ciclo cuando la aplicación ha terminado.

Siguiendo con el anterior ejemplo, supón que el usuario decide que ya ha acabado el trabajo que está haciendo en su procesador de texto y lo cierra. Esto deja abierto solamente el correo y el navegador Web.

La CPU no tendría conocimiento ni manera de seguir este factor sin el uso del algoritmo que tiene Round Robin. Una vez que lo averiguar, no hay de necesidad de ningún procesador de tiempo para esta aplicación.

3 – Características principales del algoritmo Round Robin

El algoritmo Round Robin tiene varias características importantes, que lo hacen adecuado para ciertos tipos de sistemas y aplicaciones. Aquí están algunas de las características principales que debes saber:

Reparto en la asignación de tiempo de CPU

El algoritmo Round Robin es especialmente útil en sistemas de tiempo compartido porque asigna tiempo de CPU a cada proceso de manera justa y equitativa. Cada proceso recibe el mismo tiempo de CPU en función de su posición en la cola de procesos y la duración del quantum.

Respuesta rápida a las solicitudes de los usuarios

Este algoritmo permite una respuesta rápida a las solicitudes de los usuarios porque cada proceso se ejecuta durante un intervalo de tiempo fijo. Esto significa que los procesos de corta duración pueden completarse rápidamente, y los procesos más largos pueden ejecutarse en varias iteraciones.

Overhead mínimo

Tiene un overhead mínimo porque no necesita mantener información adicional sobre los procesos en ejecución. Sólo se necesita una cola de procesos y un temporizador para implementar el algoritmo.

  1. Justicia y Equidad: Una de las características esenciales de Round Robin es su enfoque equitativo. Cada proceso recibe una porción justa de tiempo de CPU, evitando que un proceso monopolice los recursos.
  2. Implementación Sencilla: La simplicidad en la implementación es una ventaja clave. El algoritmo asigna tiempos de ejecución de manera uniforme, facilitando su integración en sistemas operativos y planificadores de tareas.
  3. Prevención de Inanición: Round Robin aborda el problema de inanición al garantizar que incluso los procesos más pequeños reciban una oportunidad periódica de ejecutarse. Esto es crucial para mantener un equilibrio en la asignación de recursos.

Ejemplo Práctico: Imaginemos un sistema con tres procesos: A, B y C. Round Robin asigna un tiempo de CPU a cada proceso en secuencia (A, B, C), repitiendo este ciclo continuamente. Si un proceso no ha completado su ejecución durante su quantum asignado, se pone al final de la cola para la próxima asignación de tiempo.

4 – Ventajas y desventajas del algoritmo Round Robin

Round Robin tiene varias ventajas y desventajas que deben tenerse en cuenta al elegir un algoritmo de planificación de CPU. Te contamos los más destacables:

Ventajas

  1. Adaptabilidad: Round Robin se adapta bien a entornos donde la duración de ejecución de los procesos es variable. Su enfoque equitativo evita que procesos largos afecten negativamente a los más cortos.
  2. Implementación en Tiempo Real: Su simplicidad y justa asignación de recursos hacen que Round Robin sea adecuado para sistemas en tiempo real donde la predictibilidad y la equidad son críticas.

Desventajas

  1. Tiempo de Respuesta: Para procesos de larga duración, el tiempo de respuesta puede ser más lento debido a la asignación equitativa de recursos.
  2. Quantum de Tiempo: La elección del tamaño del quantum de tiempo influye en el rendimiento del algoritmo. Un quantum demasiado grande puede afectar la capacidad de respuesta, mientras que uno demasiado pequeño puede aumentar la sobrecarga del cambio de contexto.

El algoritmo Round Robin se destaca por su simplicidad, justicia y adaptabilidad en entornos dinámicos. Su implementación eficiente y su capacidad para prevenir inanición lo convierten en una opción valiosa en la gestión de procesos y la asignación de recursos en sistemas operativos modernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.